En Misiones fabricarán termómetros infrarrojos para ayudar a combatir la pandemia

Un prototipo del termómetro infrarrojo que fabricarán en Misiones




Contrarreloj, una pyme argentina y el gobierno de la provincia de Misiones están abocados al desarrollo y la fabricación de termómetros infrarrojos para medir la temperatura corporal, dispositivo que se volvió indispensable frente a la pandemia de coronavirus que vive el mundo.

En diálogo con LA NACION, el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de esa provincia, Miguel Sedoff , señaló que ya atravesaron "con éxito los primeros prototipos" y ahora están en la etapa final para su fabricación en un polo tecnológico misionero enfocado en dispositivos de Internet de las cosas (IOT, Internet of things por sus siglas en inglés).

Se trata de la combinación del conocimiento de la empresa Smarticultiva , que desde hace dos años le provee sensores a la NASA para su futura expedición a Marte, y la decisión que en diciembre pasado tomó el gobierno de Misiones al crear un consorcio publico-privado para fabricar nanosensores, denominado FanIOT .

Inicialmente, el emprendimiento iba a estar enfocado en dispositivos IOT y kits de robótica para los estudiantes de la provincia que ya cuenten con su plataforma digital educativa. Pero la coyuntura tomó el timón, y a partir del software y hardware que tenían a disposición desarrollaron una tecnología para la fabricación de termómetros corporales y de objetos.

China es uno de los principales fabricantes de componentes para cámaras térmicas, una tecnología que también está presente sensores de FLIR, implementados en dispositivos de monitoreo industrial y en smartphones como el CAT S60


El prototipo ya está listo

"El prototipo está listo y contamos en nuestra provincia con la línea de producción y los recursos humanos para llevar a cabo la producción. Ahora estamos articulando con el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación para iniciar su fabricación de inmediato", 

El termómetro está calibrado en origen con un amplio rango de temperaturas: desde -40 a 85 °C para la temperatura ambiente y corporal y -70 a 382 °C para la temperatura de objetos. Según las pruebas realizadas la precisión estándar es de 0.5 °C . Además, dispone de un sistema de control de distancia y ángulo de medición correcto, un panel incorporado donde se pueden visualizar los datos y permite enviarlos a la aplicación propietaria.

Una de las propuestas es distribuir los termómetros en la mayor cantidad de establecimientos educativos de todo el país, como así también que los puestos de frontera, aeropuertos, terminales de ómnibus y puertos puedan usarlos para mejorar y agilizar el control epidemiológico con este dispositivo.

Martín Bueno, al frente de la pyme Samrtcultiva y socio minoritario privado del consorcio FanIOT, explicó que "el objetivo inicial de la fábrica es reemplazar la importación de China de las placas de robótica y abastecer al país y a la región desde Misiones. Ese proyecto sigue en pie, pero ahora le sumamos esta iniciativa de los termómetros luego de que el presidente de la Nación realizara una convocatoria de ideas a empresas de tecnología".

En la búsqueda de ideas, Smartcultiva tenía unos sensores en su portfolio que se utilizan para medir temperatura a través de tecnología infrarroja y que cuenta con una mira láser y control a distancia. "Nos dimos cuenta que lo podíamos adaptar rápidamente para producirlos en la Argentina y entregarlos al gobierno ante la crisis, porque no hay en el mercado local estas pistolas térmicas, o no son muy precisas -aclara Bueno-. Así fue como diseñamos un prototipo, lo probamos con éxito y ahora estamos en el proceso de la producción local de materiales y una mínima cantidad de micromponentes que se tendrían que importar. Ahora, el Estado no tendrá que invertir en el desarrollo porque eso ya está hecho, sino solamente en la fabricación".




Visita También

  

Comentarios

Visitas

Lo mas Buscado